diazmontoro@hotmail.com
916 14 40 11 · 615 684 173

Fichajes obligatorios en las empresas

El Real Decreto Ley 8/2019 de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, establece la obligatoriedad para las empresas de garantizar un registro de la jornada que realmente efectúen los trabajadores.
lucha contra la precariedad laboral

Lucha contra la precariedad laboral – Fichajes obligatorios en las empresas

Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

El Real Decreto Ley 8/2019 de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo entró en vigor el pasado día 12 de mayo de 2019, y entre otras modificaciones del Estatuto de los Trabajadores, establece la obligatoriedad para las empresas de garantizar un registro de la jornada que realmente efectúen los trabajadores.

Sin embargo, la redacción de la norma, que modifica el artículo 34 del ET no cumple con la totalidad de las medidas acordadas con sindicatos y asociaciones de trabajadores.

Medir la duración de las jornadas y horas extra es necesario.

El decreto obliga a las empresas a garantizar “el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora”. Es decir, a controlar las horas de incorporación y de salida de sus empleados. También, a conservar esos registros durante cuatro años, a lo largo de los cuales estarán “a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social”.

Esta medida se ha adoptado en un principio, para medir la duración de las jornadas. También, las horas extraordinarias, y de igual forma, los descansos. Estos últimos, no pueden ser inferiores a doce horas entre final e inicio de jornada ni a 36 semanales.

La lucha contra la precariedad laboral tiene que convertirse en una realidad.

La lucha contra la precariedad laboral tiene que convertirse en una realidad. Principalmente en las pequeñas empresas no se producían estos fichajes, sin embargo, muchos jueces admiten como prueba ante un exceso de horas extraordinarias realizadas por el trabajador diversas pruebas como son testificales, conversaciones de whatsapp con el empresario, grabaciones videográficas, etc.

El objetivo de estos fichajes es controlar la duración de la jornada y adecuar los salarios a ese tiempo, por lo que su aplicación solo conllevará más salario cuando permita demostrar que se hacen más horas de las pactadas. También puede tener el efecto contrario, ya que supondrá un obstáculo para superar el límite de 80 horas extraordinarias anuales que marca el Estatuto de los Trabajadores, y que en muchas empresas se rebasa, ya sea sin ser percibidas o abonándolas mediante pagos en metálico ilegales y no cotizados.

Estas medidas contenidas en el artículo 34 del ET afecta a todas las que tengan asalariados, sin excepciones por sector, tamaño de la plantilla ni otros motivos. Cada una de ellas deberá acordar las condiciones en las que se aplica el registro y elegir una forma válida de recoger los fichajes de sus trabajadores, tanto a la entrada como a la salida.

El Real Decreto entró en vigor el pasado día 12 de mayo de 2019, sin embargo, la implementación efectiva del control de fichajes se abre a interpretaciones, ya que el artículo 34.9 del ET señala que el control horario “se organizará y documentará” por tres vías: “mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores”, lo que puede hacer que se dilaten los tiempos de entrada en vigor para determinadas empresas. Esa remisión a la negociación colectiva abre la puerta “a que la empresa no se vea obligada a aplicarlo si no hay un acuerdo antes”.

La importancia de registrar los horarios de los trabajadores

Registrar los horarios de los trabajadores, es un paso para la lucha contra la precariedad laboral. Si las empresas no han puesto ya en vigor el registro de horarios de sus trabajadores, en primer lugar, se exponen a inspecciones laborales (previa denuncia que pueden realizar los propios trabajadores de la empresa) que pueden proceder a imponer sanciones de 626 € a 6.250 €. Esto es debido a que el decreto mantiene “la transgresión de las normas y los límites legales o pactados en materia de (…) registro de jornada” como infracción grave en la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social.

La exposición de motivos de la norma determina que este Real Decreto-Ley se ha redactado y puesto en vigor habida cuenta que en España existe mucha picaresca empresarial y la “flexibilidad no se puede confundir con el incumplimiento de las normas sobre jornada máxima y horas extraordinarias” y que “la realización de un tiempo de trabajo superior a la jornada laboral legal o convencionalmente establecida incide de manera sustancial en la precarización del mercado de trabajo”.

Conclusión sobre la lucha contra la precariedad laboral

Como conclusión, cabe destacar que, en España se trabaja gratis, y mucho, puesto que se realizan más de 2,96 millones de horas extraordinarias no pagadas a la semana. Esto equivaldría a 74.050 empleos de jornada completa. Generando así, en las arcas públicas, un agujero sin cubrir de 14.000 millones de euros en impuestos y cotizaciones.