diazmontoro@hotmail.com
916 14 40 11 · 615 684 173

Incapacidades

Incapacidades permanentes: parciales, totales, absolutas o de gran invalidez.

Incapacidades

Una incapacidad permanente es aquella situación del trabajador que, después de haber estado sometido al tratamiento médico por sufrir unas lesiones, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral, impidiendo realizar las tareas de trabajo. Existen en la legislación actual 4 tipos de grados de incapacidad permanente, siendo:

Incapacidad permanente para la profesión habitual

Es aquella que, sin alcanzar el grado de total, ocasiona al trabajador una disminución igual o superior al 33% en su rendimiento normal para su puesto de trabajo, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales del mismo.

Incapacidad permanente total para la profesión habitual

Es aquella que inhabilita al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de dicha profesión o puesto de trabajo, siempre que pueda dedicarse a otra distinta..

Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo

La incapacidad permanente absoluta inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio, percibiendo el 100% de su base reguladora de forma vitalicia o hasta su jubilación..

Gran invalidez

Es la incapacidad permanente más severa de las cuatro, estando el trabajador afectado por esta incapacidad permanente a la pérdida anatómica o funcional, necesitando la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos.

Cada uno de estos grados en que se clasifica la incapacidad permanente dará derecho, en su caso, a la correspondiente prestación económica por incapacidad permanente. Puedes consultar los requisitos de las prestaciones aquí